Política de medidas antifraude del Ayuntamiento de Albacete en la gestión de los Fondos FEDER de EDUSI Albacete

La política antifraude en la gestión de los Fondos FEDER se inspira en las Directrices sobre los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos 2014-2020 dadas por la Comisión Europea; en especial, en los informes emitidos sobre la materia y, sobre todo, en la Guía de la Comisión Europea para el periodo de programación 2014-2020, sobre "Evaluación del riesgo de fraude y medidas antifraude eficaces y proporcionadas" (EGESIF_14-0021-00 de 16/06/2014), que el Organismo Intermedio de Gestión ha adoptado como referencia fundamental de trabajo en esta materia.

La Comisión recomienda que las diferentes autoridades de gestión de los Fondos FEDER “adopten un planteamiento proactivo, estructurado y específico para gestionar el riesgo de fraude”.

En este sentido, el esquema de aplicación de las medidas antifraude que se prevé para el Ayuntamiento de Albacete debe adecuarse a lo indicado en la mencionada guía. Es decir, los aspectos para los que deberán definirse medidas serán: prevención, detección, notificación, corrección y persecución del fraude.

Entendiendo la 'prevención' como una herramienta básica en la lucha contra el fraude, la Comisión Europea considera necesario:

  • La constitución de un "Grupo de trabajo antifraude", integrado por personal de distintos departamentos de la Entidad DUSI, con diferentes responsabilidades, debidamente 'cualificados' e informados de la tipología de los distintos mecanismos de fraude.
  • La realización de una "Autoevaluación previa" por parte del grupo de trabajo antifraude.
  • La aplicación de una "Política de lucha contra el fraude" que transmita la determinación de abordar y combatir las actividades fraudulentas.
Grupo de trabajo antifraude

Para la aplicación de esta autoevaluación se ha constituido un grupo de trabajo antifraude en el Ayuntamiento de Albacete, integrado por personas de la organización, adecuadamente informadas de la tipología de los mecanismos de fraude.

Dicho equipo incluye personal de distintos departamentos, con diferentes responsabilidades:

  • La selección de las operaciones (Unidad de Gestión).
  • Procedimientos de contratación (Servicio de Contratación).
  • Comprobaciones relativas a la verificación documental y sobre el terreno (Oficina Técnica de Gestión).
  • La autorización de los pagos (Servicio de Presupuestos y Contabilidad, Intervención General y Tesorería).

 

Ejercicio inicial de evaluación de riesgo de fraude

Con el fin de diseñar medidas proporcionadas y eficaces contra el fraude es necesario la realización de la Autoevaluación por parte de la Entidad DUSI en lo referente a su riesgo de sufrir actuaciones fraudulentas en las siguientes fases de trabajo: 

  • Selección de solicitantes (receptores de ayudas, adjudicatarios de contratos, etc.). 
  • Ejecución del programa (riesgos de la contratación pública en relación con los contratos adjudicados a los beneficiarios y gestionados por éstos).

Este ejercicio se repite con carácter anual.

 

Política de lucha contra el fraude

El Ayuntamiento de Albacete, a través de la declaración pública elaborada en materia de lucha contra el fraude, quiere transmitir su determinación de abordar y combatir el fraude a través de los siguientes elementos:

  • Desarrollando una cultura contra el fraude.
  • Asignando responsabilidades en la lucha contra el fraude (grupo de trabajo).
  • Informando sobre los mecanismos de notificación ante la sospecha de casos de fraude.
  • Impulsando la cooperación entre los diferentes actores.

El objetivo de dicha política es, por un lado, manifestar y difundir al máximo la voluntad de lucha contra el fraude; y, por otro, promover en el seno de las unidades de trabajo una conciencia colectiva consciente de los daños que provoca el fraude dentro de las instituciones.

 

Medidas y compromisos en la lucha contra el fraude

La actuación en el ámbito antifraude se estructura en torno a cinco ámbitos básicos, con el fin de reducir su aparición:

  1. PREVENCIÓN

Teniendo en cuenta la dificultad de probar el comportamiento fraudulento y de reparar los daños causados a la reputación de las instituciones, normalmente es preferible prevenir la actividad fraudulenta a tener que actuar cuando ésta ya se ha producido.

En general, los métodos de prevención consisten en reducir las posibilidades de cometer fraude mediante:

  • La implantación de sistemas de control interno, junto con una evaluación del riesgo proactiva y estructurada, como respuesta proporcionada a los riesgos identificados en la evaluación.
  • Las actividades de formación y concienciación.
  • Desarrollo de una «cultura ética».
  • La solicitud de declaraciones de ausencia de conflicto de intereses en los procedimientos de contratación.
  • El especial seguimiento en la tramitación de la operación.
  • La realización de verificaciones exhaustivas documentales y sobre el terreno.
  1. DETECCIÓN

Las personas involucradas en la gestión de Fondos FEDER tienen una función que desempeñar en la detección de actividades potencialmente fraudulentas y en la actuación correspondiente.

Para ello debe cultivarse una mentalidad 'adecuada' basada en el fomento de un escepticismo 'saludable', junto con una concienciación constante de lo que puede constituir una señal de advertencia acerca de una posible existencia de fraude ('bandera roja').

Las "banderas rojas" son indicadores de 'alerta' de que puede estar teniendo lugar una actividad fraudulenta, en la que se requiere una reacción inmediata para comprobar si es necesario alguna reacción. Se trata de un elemento, o una serie de elementos, de carácter atípico o que difieren de la actividad normal, y constituyen una señal de que algo se sale de lo habitual y, por tanto, debe examinarse con más detenimiento.

Es necesario recalcar que la existencia de una bandera roja no implica necesariamente la existencia de fraude, pero sí indica que una determinada área de actividad necesita atención extra para descartar o confirmar un fraude potencial.

Es decir, ante la existencia de dichas señales de alarma, pistas o indicios de posible fraude, la situación deberá verificarse y supervisarse con la diligencia debida.

  1. NOTIFICACIÓN

Se deberá comunicar a la Unidad de Gestión EDUSI-Albacete, a la mayor brevedad posible, los casos o sospechas de fraude detectados en relación a los eventos mencionados en el apartado anterior.

Dichas irregularidades podrán ser comunicadas a la Unidad de Gestión por todo el personal que tenga conocimiento de las mismas, la cual, a su vez, la pondrá en conocimiento del grupo de trabajo antifraude del Ayuntamiento de Albacete.

Además de lo anterior, cualquier persona que tenga conocimiento de hechos que puedan ser constitutivos de fraude o irregularidad en relación con proyectos u operaciones financiados total o parcialmente con cargo a Fondos procedentes de la Unión Europea, puede informar de manera directa a los siguientes organismos:

a) Servicio Nacional de Coordinación Antifraude (SNCA) de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE).

Es posible dirigirse al SNCA por medio de los siguientes canales:

  • Por medios electrónicos:

A través del canal habilitado al efecto por dicho Servicio en la dirección web http://www.igae.pap.minhafp.gob.es/sitios/igae/es-ES/snca/Paginas/ComunicacionSNCA.aspx, y en los términos establecidos en la Comunicación 1/2017, de 3 de abril, del citado Servicio.

  • Por carta a:

Mediante el envío de la documentación en soporte papel a la siguiente dirección postal:

Servicio Nacional de Coordinación Antifraude

Intervención General de la Administración del Estado

Ministerio de Hacienda y Función Pública

Calle María de Molina, nº 50, Planta 12. 28006 MADRID

  • Por teléfono:

91 536 75 15

Asimismo, y según se contempla en el punto 'tercero' de la mencionada Comunicación 1/2017, respecto a la información a remitir al SNCA:

  • Deberá contener:
  • Una descripción de los hechos de la forma más concreta y detallada posible.
  • La identificación, siempre que fuese posible, de las personas que hubieran participado en los mismos.
  • Los expedientes afectados por la presunta irregularidad o fraude.
  • La fecha (cierta o aproximada) en la que los hechos se produjeron.
  • El Fondo Europeo afectado.
  • La entidad que hubiera gestionado las ayudas.
  • Los órganos o entidades a los que, adicionalmente y en su caso, se hubiera remitido la información.
  • Deberá aportarse cualquier documentación o elemento de prueba que facilite la verificación de los hechos comunicados y la realización de las actuaciones que correspondan en relación con los mismos.
  • Deberá identificarse la persona que remita la información, mediante:
  • Número de NIF.
  • Nombre y Apellidos.
  • Dirección de correo electrónico (o, en su defecto, una dirección postal).

El Servicio Nacional de Coordinación Antifraude guardará total confidencialidad respecto a la identidad de la persona que hubiera comunicado la información, de forma que dicha identidad no será revelada a persona alguna, omitiéndose dichos datos de los informes que el SNCA deberá elaborar en el caso de que los hechos comunicados puedan ser constitutivos de fraude o irregularidad.

El acceso directo al formulario para la comunicación de fraudes o irregularidades se realiza a través de la siguiente dirección web habilitada al efecto por el SNCA:

http://www.igae.pap.minhafp.gob.es/sitios/igae/es-ES/Paginas/denan.aspx

b) Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

La norma general es que cuanto más pronta y concreta sea la información, mejor, debiéndose facilitar cualquier documento disponible de apoyo a la información.

Es posible dirigirse a la OLAF por medio de los siguientes canales:

  • Por carta a:

Comisión Europea, Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), Investigaciones y Operaciones

B-1049 Bruselas, Bélgica

  • Por correo electrónico a:

 OLAF-COURRIER@ec.europa.eu

 

  • Por medio de las líneas de teléfono gratuito:

https://ec.europa.eu/anti-fraud/index_es

  1. CORRECCIÓN.

En esta fase del ciclo antifraude, se llevará a cabo una revisión exhaustiva, y con espíritu crítico, del sistema de control interno relacionado con el caso que pueda haberla expuesto a un fraude potencial o demostrado.

Tras la revisión, se deberán diseñar medidas proporcionadas y eficaces para corregir las irregularidades que hayan sido detectadas.

  1. PERSECUCIÓN.

La Unidad de Gestión se compromete a informar al Organismo Intermedio de Gestión de las irregularidades y sospechas de fraude detectadas, la cual valorará si es preciso abrir una investigación, y si procede emprender la recuperación de los importes indebidamente percibidos y la acción penal.

Debe garantizarse la absoluta cooperación con las autoridades responsables de la investigación y del cumplimiento de la ley y con las autoridades judiciales, especialmente en lo que respecta a la conservación de los archivos en un lugar seguro, y a las garantías de su transferencia en caso de cambios en el personal.